Seguridad y Defensa Corp.
Editorial
y Prensa
Especializada

Registrarse / Olvidé contraseña
Síganos en: Facebook Facebook Linkedin Youtube Rss  
  •   México
  •          
     
  
  

Informes Especiales



GUATEMALA


Según José Rico los carteles de narcotráfico corrompen a cualquiera


Foto Ilustrativa

José María Rico, quien recientemente estuvo en Guatemala, afirma que para combatir la impunidad es elemental que la población confíe en sus policías, jueces y fiscales, lo cual no sucede en el país.

Comparta esta nota!

“Si la gente no confía, la situación se tornará peor”, indica el consultor, quien también asegura que esas instituciones deben ser fortalecidas y hacerlas dignas de ser apreciadas por la comunidad.

¿Cuánto ha permeado la región el crimen organizado?

La situación de Centroamérica es preocupante, pero hay grandes diferencias porque Guatemala, El Salvador y Honduras tienen cuatro o cinco veces mayores problemas que Costa Rica, Panamá y Nicaragua. Hay un problema general, pero no se puede decir que haya un bloque común para todo el Istmo.

El fenómeno más preocupante es el del crimen organizado y el narcotráfico, debido a que las acciones fuertes que se llevan a cabo en México y Colombia, con el apoyo de EE. UU., hacen que los criminales se estén viniendo a la región y, lamentablemente, Guatemala es el primer país que tienen para ingresar los carteles de la droga que corrompen todo el mundo.

¿De Guatemala específicamente, qué sabe?

Por los informes de organismos internacionales y los medios de comunicación sé que el tema número uno es la impunidad, o sea que los delitos no son castigados ni investigados, para lo cual tuvieron que crear la Cicig —Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala—.

¿Cree usted que la región viva su peor momento de crisis?

Estaba viendo hace unas semanas algunos informes internacionales, y los tres países del norte de la región centroamericana tienen los índices de homicidios más altos del mundo, solo superados por Sudáfrica. La situación está muy mal.

La lucha entre carteles por disputas de un territorio eleva los índices, y este tipo de delito no es el tradicional, a lo cual hay que agregar la que generan las maras.

¿En qué han fallado los gobiernos al no lograr combatir el narcotráfico y las pandillas?

Hay muchos cambios de ministros. Cuando trabajé aquí, en el 2004, en un proyecto de Usaid, el Gobierno quería atacar esto con métodos nuevos de otros países y creó un Viceministerio Comunitario.

Cuando apenas empezamos a hacer un diagnóstico hubo una campaña terrible criticando al Gobierno de que no hacía nada y todos tuvieron que presentar su dimisión. Creo que no se le puede pedir a un gobierno que solucione el problema en seis meses, cuando tiene un alto índice de delincuencia.

¿Cuánto tiempo debe emplearse?

En los países avanzados estos tipos de programas se tienen que esperar entre cinco y 10 años para que las soluciones se consoliden. Cuando renuncian las autoridades pareciera que no tienen una idea clara de lo que hay que hacer.

Entonces, había otro grupo que quería mano dura y sacar las fuerzas combinadas a intervenir. Son dos maneras de proceder, diametralmente opuestas; uno puede escoger. Yo nunca escogería la intervención de mano dura militar, porque eso no es lo que distingue a un país democrático. La lucha se gana en una democracia, no con un régimen dictarorial.

¿Cómo hacerlo en una democracia?

Algo elemental sería que la gente confíe en sus instituciones, y con esto volvemos al tema de la impunidad. Si la gente no confía en los policías, fiscales y jueces, la situación se torna muy mala. Lo que hay que hacer es fortalecer esas instituciones y hacerlas dignas de ser apreciadas por la comunidad, para que esta vea si actúan profesionalmente y con eficacia. En el caso de Guatemala este sería el primer paso.

¿Cómo lograr esto cuando en todas las instituciones hay funcionarios involucrados?

Lo que sucede es que el narcotráfico tiene un potencial tan grande que puede corromper a cualquiera, no solo a la Policía, sino también a la cúspide, y esa es la gran amenaza que tenemos.

Lo importante es saber cómo están estructurados los carteles, lo cual se ha empezado ha descubrir mediante los servicios de inteligencia militar, policial y la DEA —Agencia Antidrogas de EE. UU.—. Así se puede llegar a desmantelar los carteles y ya no se infiltrarán en la institucionalidad, pero esto apenas está empezando.

¿Hay unión de esfuerzos en la región para terminar con estos hechos?

Colombia y México les están apretando el tornillo a los carteles de la droga, y entonces se están viniendo del sur y del norte a la región, por eso ahora está infiltrado en todos los países de Centroamérica, y es ahí donde tiene que haber una política regional a través de los servicios de inteligencia.

Todo sería mejor si fuéramos capaces de comunicarnos sin celos y luchar regionalmente en una vía. Además, deberíamos contar con el apoyo de los países que solo consumen droga, o sea EE. UU. y Europa. Debe ser una lucha en común.

 

Fuente: Prensa Libre
Guatemala
22/11/2010




Mas noticias de estos temas: Entrevistas  Narcotráfico  Seguridad 
Libros
0 comentarios publicados

Debe iniciar sesion para dejar comentarios | You have to login in order to leave a comment

Destacados


Cdmx
Mexico

25.06.19
27.06.19




Asunción
Paraguay

26.06.19
26.06.19




Monterrey
Mexico

27.06.19
29.06.19





Colombia

02.07.19
05.07.19




Cdmx
Mexico

05.08.19
07.08.19




Quito
Ecuador

04.09.19
04.09.19




Cdmx
Mexico

13.10.19
13.10.19




Cartagena
Colombia

16.10.19
18.10.19




Puerto Vallarta
Mexico

25.10.19
26.10.19




PARIS-NORD
Francia

19.11.19
22.11.19